VII Época - 33

OS COIDADOS NON PODEN SEGUIR SENDO UN NEGOCIO

Quen seguimos La Campana sabemos ben da problemática das traballadoras do Servizo de Atención ao Domicilio, SAD. As empresas que xestionan este servizo impoñen unhas condicións laborais abusivas sobre un sector altamente precarizado e feminizado. Os contratos parciais, a mobilidade, a prestación do servizo en domicilios particulares ou o descoñecemento e a non coincidencia das traballadoras entre si son algúns dos elementos que facilitan estes abusos.

Tamén sabemos da conflitividade e loita das traballadoras. Unha loita que semella ir para longo. Así, o pasado mércores 17 de abril a CGT convocou unha concentración en Barcelona continuando a loita polo VI convenio do SAD de Catalunya. As principais reivindicacións cara ao convenio son a suba salarial para os anos 2023-2024 do 5%, a erradicación da bolsa de horas, a xornada de 35 horas semanais, a fixación da xornada laboral en quendas de mañá ou tarde, o recoñecemento da antigüidade e melloras nas zonas rurais e comarcais. Para CGT a patronal amosa unha deshumanización e falta de respecto total cara ao seu persoal, que realiza unha labor tan importante como é coidar ás persoas dependentes.

En Sevilla, o persoal do SAD acampa diante do Axuntamento de Sevilla desde o pasado 1 de abril esixindo a municipalización do servizo e o fin do lucro cos servizos sociais da dependencia. A acampada continúa máis forte que nunca pese ao comezo da feira de Sevilla e grazas ao incremento de apoios e a solidariedade. Cando se cumpriron dúas semanas de acampada o SAD-CGT Andalucía lanzou o comunicado que reproducimos a continuación.

La invisibilización y precariedad del SAD, compuesto en su mayoría por mujeres que se encargan de los cuidados de nuestras personas mayores y dependientes en los domicilios, las listas de espera de la Junta de Andalucía para la concesión del servicio y la gestión lucrativa llevada a cabo por empresas sin escrúpulos, que anteponen los millonarios ingresos a las necesidades de las personas usuarias y de quienes las cuidan, son los motivos por los que CGT promueve esta acampada indefinida.

La plantilla del SAD de Sevilla está lanzando a la sociedad un grito desesperado de un colectivo infravalorado y despreciado por el Ayuntamiento hispalense y sus empresas concesionarias. Estamos ante un grave problema de reconocimiento profesional y de condiciones de trabajo precarias e indignas que padecen quienes son la “tabla de salvación” de muchas familias para poder atender a sus familiares con discapacidad, enfermos o mayores en los propios domicilios sin necesidad de ingresarles en residencias u otro tipo de centros.

La privatización del SAD supone poner el servicio en manos de empresas “sanguijuela”, sin escrúpulos, que sin exponer nada se lucran con dinero público y maltratan directamente a las profesionales y desprestigian los servicios sociales que se prestan a las personas dependientes, preocupándose únicamente de hacer caja con el millonario negocio.

Las reivindicaciones que llevan al SAD de CGT a hacerse visible acampando indefinidamente ante el Ayuntamiento de Sevilla son sucintamente las siguientes:

-Prestación del SAD directamente desde el Ayun-tamiento, eliminando empresas privadas a través de contratas y subcontratas. MUNICIPALIZACION DEL SERVICIO.

-Reconocimiento profesional como personal sociosanitario y el derecho a los coeficientes reductores de la edad de jubilación, fijándose esta en los 60 años sin pérdida de derechos.

-Adaptación de los puestos de trabajo y dotación de medios para garantizar la seguridad y salud de toda la plantilla (ayudas técnicas y grúas para transferencias, así como la posibilidad de trabajar en parejas y de evaluar los riesgos en domicilios), con especial protección para las trabajadoras embarazadas.

-Compensación justa por los desplazamientos entre domicilios y reconocimiento de los peligros inherentes en la itinerancia.

-Fomento de la formación continua y recono-cimiento de enfermedades profesionales: Se propone el impulso de la formación continua y el reconocimiento de enfermedades profesionales, especialmente aquellas relacionadas con el sistema musculoesquelético, riesgos psicosociales…

-Ampliación de plantillas, mejoras en equipamien-tos e infraestructuras, reducción de ratios, mejoras de las condiciones sociolaborales-económicas y medidas efectivas de conciliación familiar.

-Eliminación de la lista de espera de personas dependientes, si todas las personas pagamos nuestros impuestos todas tenemos derecho al servicio público del SAD.

Las trabajadoras/es del Sector de Atención domiciliaria invitan a la sociedad a unirse a la acampada en la defensa de los derechos de este colectivo y de nuestras personas dependientes, con el firme propósito de garantizar unos servicios y cuidados públicos de calidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *