VII Época - 16

¿UN CASO DE “VIOLENCIA MACHISTA”?

Lenguaje jurídico y de estado, que no fue, ni es ni será nunca lenguaje de verdad, dignidad y emancipación

La generalidad de la prensa escrita y/o virtual y los medios audiovisuales se hicieron eco del dramático suceso, en el que un hombre, de 88 años, mató a su mujer, de 80, y después se suicidó en su vivienda en la localidad de Sigüeiro (Coruña).

Prácticamente todos los medios coincidieron a la hora de titular el hecho como en la descripción y calificación de lo sucedido. Por ejemplo, en la Voz de Galicia (3.12.2023) “La Policía Judicial de la Guardia Civil de A Coruña se hizo cargo de la investigación (…) Ya desde el primer momento se manejaba la posibilidad de que fuese un caso de violencia machista, conclusión que se confirmó a las cinco de la tarde”.

Este fue el suceso: un hombre, de 88 años, mató con un cuchillo a su esposa, de 80, y, enseguida, valiéndose de la misma arma, se suicidó. La mujer estaba enferma de Parkinson desde hacía años, tenía movilidad muy reducida, por lo que los vecinos la veían muy poco fuera de casa, siempre acompañada de su marido, quien se hacía cargo de las compras. Nunca nadie los vio en altercado o discusión alguna

Así pues, ¿Qué puede añadir a la veracidad y comprensión de lo sucedido, su calificación jurídico-policial como “violencia de género” o “violencia machista”? ¿A quién o a qué resulta útil esta tipificación penal, que ni siquiera tiene que ser probada fehacientemente, como demuestra este caso?

Según el Diccionario Panhispánico del Español Jurídico, se define como “delito de violencia de género” aquél “cometido como manifestación de la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres”.

¿En verdad, puede alguien con mínima rectitud de juicio, condenar, criminalizar, repudiar, castigar, incluir en una lista ominosa, etc- a este desgraciado hombre, por lo que ha hecho? ¿De parte de quien, estaría la injusticia y el crimen?

¿No se estará utilizando esta calificación para interpretar ideológica, sesgada y falsariamente, un dramático suceso, según lo prescribe una autoridad judicial y/o legislativa que, por su propia naturaleza, no puede resolver cosa seria alguna, más que en términos de culpabilidad? ¿Qué clase de verdad y sentido de lo justo puede caber en una lista oficial del gobierno autoritario, cuya función primordial es siempre mantener el sistema de injusticia que ha de sufrirse?

1 comentario

  • María Lucila Valenzuela Fernández

    No entiendo nada 0.0
    Es cierto que la policía nunca explica publicamente que datos tiene para hacer una u otra clasificación

    Pero…… Qué datos tienes tú para afirmar que no lo es?

    Parece, sin acritud ninguna, pero, como lectora tengo la sensación que dices que él pobriño anciano la mato para hacerle un favor a ella, porque ya se sabe qué todas las mujeres que tienen alzheimer quieren que las maten

    Yo no digo qué sea un hombre qué la mató porque se sentia dueño de la vida de ella y él decidió unilateralmente hacer uso de su propiedad para ponerle fin, porque no lo se, pero si no aportas datos veo en tu texto sesgos que asustan, sesgos de varios tipos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *