VII Época - 25

LA ÚLTIMA INFAMIA DEL SECRETARIADO PERMANENTE DEL COMITÉ CONFEDERAL

El órgano auxiliar se autoproclama gobierno de la CGT

El pasado 8 de febrero, el Secretariado Permanente del Comité Confederal distribuyó una circular interna cuyo contenido solo puede calificarse de una megalómana aberración confederal del grupo de afiliados y afiliadas que lo conforman. Y decimos aberración no solo por su contenido expreso, sino también por su tono y su significado implícito, que nos dice más sobre los firmantes de este documento que lo que podemos vislumbrar de su mera y superficial lectura.

Por cierto, como ya va siendo costumbre en esta organización, esta circular no la firma nadie, por lo que tenemos que deducir que su contenido es asumido por el conjunto del SP y de él son responsables todas las personas que lo componen. Por supuesto, si alguna de ellas tiene la suficiente vergüenza y moral anarcosindicalista aún está a tiempo de bajarse de esta nave de autoritarios sin rumbo o, lo que es peor, con un rumbo inconfesable.

Una inhabilitación

Comienza la circular remon-tándose a la comunicación del 29 de enero firmada por el secretario general en la que informaba de la inhabilitación del también secretario general de la FETYC “debido a sus graves y reiterados incumplimientos de acuerdos y estatutos”. Primera mentira: según el SG de la CGT, la inhabilitación se produce porque de un escrito del SG de la FETYC, que era contestación a una provocadora misiva de Madrid, Castilla La Mancha y Extremadura, se deduce que el compañero ahora inhabilitado reconocía sus incumplimientos orgánicos, resumidos estos en su enfrentamiento con las decisiones de la Territorial y, de ningún modo, por los ahora aducidos graves y reiterados incumplimientos de acuerdos y estatutos. Ya estamos acostumbrados a estos virajes del SP en los que, circular tras circular, se va inflando el currículum incumplidor del reo, adaptándolo a las necesidades de cada momento; pero el que estemos acostumbrados no quiere decir que seamos imbéciles.

Falsedad tras falsedad

Sin ningún sonrojo dicen que “…desde este SP siempre se ha intentando que todos los conflictos se solucionen de la manera menos traumática posible escuchando siempre todas las voces de la Confederación…” Segunda mentira: el SP ha tomado partido en el conflicto desde el principio a favor de los incumplimientos estatutarios del SP de MCLMEX, ha humillado al CC y no ha escuchado ni ha permitido escuchar lo que tenía que decir el Sindicato de Transportes y Comunicaciones de Madrid.

Continúan que “…[el SP] no va a validar es que en diferentes Órganos de gestión de la CGT permanezcan personas que no pertenecen a la Organización ya que, entre otras cosas, pueden tomar decisiones orgánicas dentro de esos entes y gestionar datos personales y cuentas bancarias que contienen dinero de miles de afiliados y afiliadas lo que, directamente, sería un delito.” Tercera mentira: todos esos compañeros y compañeras siguen siendo afiliados de la CGT por dos motivos: en el caso de los inhabilitados, porque todavía son afiliados mientras sus sindicatos -únicos que tienen la potestad de expulsarlos- no se pronuncien; y en el caso de la desfederación del Sindicato de TyC de Madrid, todos sus afiliados lo son de la CGT mientras la desfederación no sea efectiva, cuestión que solo puede producirse cuando tenga lugar un congreso extraordinario convocado al efecto. Por lo tanto, todas las compañeras y compañeros anatemizados por MCLMEX y por el SP siguen siendo miembros de la CGT con todos sus derechos en vigor, entre ellos los de ocupar cargos para los que sus organizaciones, eventualmente, los puedan designar. En cuanto a lo de los datos personales y las cuentas bancarias, no son más que la simple difusión de veneno con el fin de emponzoñar el conflicto y sumar adeptos entre la afiliación menos informada.

Convocar comicios orgánicos

Dentro de la vesania que padece el SP y, de rebote, sufre toda la organización, nos comunica “…que procederemos en los próximos días a convocar los Comicios pertinentes para que se elijan los nuevos Secretariados Permanentes de dichos entes, incluida la FETYC”. En definitiva, se arrogan el derecho de -por encima de los entes confederales- decidir y promover cambios en sus órganos de representación, órganos de los que excluyen a todos los compañeros defenestrados por órganos ajenos a los sindicatos de la CGT y, por lo tanto, a la voluntad de la afiliación. Es más, añaden que dichos comicios “…los deberían de haber convocado ya los propios entes, pero que, ante su declaración pública y clara de no acatar dichos acuerdos, no tenemos más remedio que llevar a cabo”. Cuarta mentira: los entes tienen que convocar sus comicios según sus propios estatutos y no por imposición de terceros, por mucho SP del CC que estos terceros sean.

Lo peor, y que nos indica la catadura moral de los individuos que constituyen el SP, es que nos dicen que “…no tenemos más remedio que llevar a cabo por el ente inmediatamente superior, el SP Confederal.” Quinta mentira: se olvidan estos personajes de que el artículo 47 de los Estatutos dice que “El Secretariado Permanente del Comité Confederal de la Confederación General del Trabajo (CGT) es el máximo órgano de gestión de la Organización. Coordina y desarrolla el trabajo del Comité Confederal de la CGT a fin de que los acuerdos y decisiones de la Organización se lleven a cabo con eficacia.” Es decir, que el SP no es un ente, categoría que en la CGT tienen las organizaciones -sindicatos, territoriales, federaciones, etc.- y no los comités ni los secretariados. El SP es un órgano auxiliar del CC y, por ello mismo, su existencia está subordinada a este. Por eso mismo, no puede tomar decisiones ni que afecten a las territoriales y a las sectoriales -entidades miembros el CC- sin contar con el propio CC, verdadero ente “superior” -utilizando el lenguaje autoritario que gusta a este SP de baratillo-.

Reuniones sin validez orgánica

En esta escalada de decisiones antianarcosindicalistas, el SP dice que “…cualquier reunión convocada por personas inhabilitadas cautelarmente o por personas que ya no forman parte de la Organización, carece de validez estatutaria alguna.” Sexta mentira: las inhabilitaciones no tienen ninguna validez porque así se acordó en la Plenaria de febrero de 2023 de Zaragoza, por lo tanto se trata de compañeros con plenos derechos. En cuanto a los que no forman parte de la organización, si se refieren a que están afiliados al STYC de Madrid, está claro que no es discutible su plena pertenencia orgánica a la espera de que un congreso se pronuncie definitivamente.

Un saludo libertario

Séptima mentira: esta expresión, que figura al pie de la circular, es más hiriente cuanto lo que hace es ornamentar un escrito que rezuma autoritarismo por todos sus poros. El SP se ha autonombrado gobierno de la CGT e intenta imponer esta preeminencia a toda la organización. Pueden decidirlo todo: imponer acuerdos rechazados por el congreso, inhabilitar a miembros del CC, convocar comicios orgánicos no recogidos en Estatutos, decidir quién cumple o quién incumple acuerdos, y, por supuesto, saltarse la normativa y estatutos cuando les interese. Y todo ello, tras haber reducido al CC a una simple parodia que se limita a ratificar, en el mejor de los casos, los acuerdos ya adoptados previamente por el SP.

Ya han empezado

El asalto a entes orgánicos muy importantes para la organización -por su capacidad de lucha, su significación interna y su prestigio entre la clase obrera- ya ha empezado. Miguel Fadrique Sanz, SG del CC de la CGT -sin consultar a este- ha convocado dos plenos ajenos a sus competencias y atribuciones: el primero, un pleno del Sector Federal Ferroviario para el día 9 de marzo; y el segundo, un pleno de la FETYC para el 16 del mismo mes; ambos para la elección de nuevos SP de ambos entes. Por supuesto, controlarán las propuestas a los cargos de gestión que se pueden presentar y cuáles no desde fuera de ambas organizaciones, desde arriba. No sabemos cuánto le queda al sector de telemárquetin sin que esta horda le intente meter mano, pero sospechamos que poco.

No podemos permanecer indife-rentes a esto. Tras el desmantelamiento de nuestras organizaciones más combativas, ¿cuánto les quedará a las territoriales más incómodas o díscolas? Si no les ha temblado el pulso para deshacerse de un sindicato de más de 5000 afiliados, ¿cuánto tiempo van a esperar para deshacerse del resto? La organización y, en especial, los sindicatos, deben asentarse en la insumisión y en la insurrección y llevarlas hasta donde sea posible; no aceptar jefes ni que el ejecutivismo se instale en la CGT. Los secretarios de las territoriales y sectoriales no pueden aceptar tener un papel de comparsa en la gestión orgánica y que alguien que ha sido designado para llevar las cuentas o para organizar la formación se imponga a los representantes de la afiliación elegidos a través de sus Plenos respectivos ni que humille al CC y, por ende, a toda la organización. La CGT se nos está escurriendo de las manos y, lo que es peor, no sabemos para qué ni hacia dónde.

Llevamos décadas luchando contra el capitalismo y contra esta sociedad enloquecida e injusta. Hemos identificado nítidamente los enemigos de la clase obrera y los hemos combatido: el militarismo, el racismo, la desigualdad, la explotación… Pero resulta que el enemigo -y no de otra forma podemos calificar al actual SP- lo teníamos dentro. O lo extirpamos radicalmente o la historia del anarcosindicalismo español tendrá un final triste ante nuestra incapacidad de enfrentarnos con firmeza a él. Si no lo hacemos, nos lo habremos merecido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *