VII Época - 31

EN PLENO GENOCIDIO, EL GOBIERNO COMPRA Y VENDE ARMAS A ISRAEL

Israel presume del poder mortífero de las armas que produce y vende, tras haberlas probado sobre el indefenso pueblo palestino.

El comprador, el gobierno español y sus conchabados de la red mediática, llaman a esto una “legal adquisición” con “eficacia contrastada en combate”

La regla que aplica el gobierno de coalición español, PSOE / Sumar, en relación al genocidio y crímenes atroces que a diario comete Israel sobre el pueblo palestino es la misma que siguen las administraciones norteamericana y europea.

En el tiempo que Israel lleva ejecutando la última matanza impune de decenas de miles de palestinos, seis meses, los gobiernos de España, la UE y EE UU realizan, por un lado, declaraciones retóricas de ‘disgusto’ o ‘condena’ sobre la “desmesura con que Israel cumple su legítimo derecho a la defensa frente al terrorismo de Hamás”. Por el otro, sin rubor ni dignidad alguna, mantienen con Israel todo tipo de relaciones amistosas, incluyendo el intercambio oneroso de armas, pertrechos y municiones de todo tipo, que enseguida se usan (las que adquiere Israel a las empresas españolas, con la necesaria aprobación por parte del gobierno) o ya se han probado (las que adquiere el estado español a Israel) sobre los cuerpos martirizados de las gentes palestinas. En fin, EE UU, la Unión Europea y el gobierno de España colaboran abiertamente en la ejecución impune del genocidio, no sólo pertrechando a Israel de armamento, sino también comprándole armas y suministros bélicos a su industria militar, que utiliza como campo de pruebas las ciudades y campos de refugiados palestinos.

Así, el gobierno español, autorizó en noviembre del año pasado (un mes después de haberse iniciado la matanza sobre Gaza) la venta de armas a Israel por un millón de euros. Todo ello mientras el ministro de Exteriores proclamaba en declaraciones públicas y oficiales que no había exportaciones bélicas a Israel desde el 7 de octubre. Mentía entonces, siguió mintiendo después y sigue mintiendo a fecha de hoy. Sin embargo, los datos de la estadística oficial, opacados pero no negados, confirman que en ese mes de enero de 2024, el gobierno de España, no solo no había anulada todas las exportaciones de armamento previstas sino que fue el país europeo que más armamento de todo tipo exportó a Israel, en concreto el 52% del total.

Además de continuar vendiendo armas a Israel, el Gobierno español nunca ha dejado de comprarlas, ni siquiera en estos meses de horror. Las compras de armas ‘probadas en combate’ suponen gastos muy superiores a los ingresos generados por las exportaciones a Israel, “contribuyendo a la ocupación israelí y la masacre en curso”, según denuncian Amnistía Internacional y otras ONG.

Baste una muestra. Hace poco más de un mes (hecho pública el 17 de marzo), el Ministerio de Defensa ha adjudicado un nuevo contrato a la poderosa empresa israelí, Rafael Advanced Systems, para la compra de armamento, por un valor de más de 200 millones de euros para la compra de designadores láser Litening V, que “ofrecen múltiples capacidades de seguimiento y búsqueda por infrarrojos”, según reza su propaganda comercial y esgrimen haber sido empleado en la campaña de bombardeos de Israel en Gaza en estos últimos meses.

En un nuevo acto de complicidad con el Estado criminal de Israel, el gobierno español confirma que el pasado mes de diciembre, a través del Ministerio de Defensa, adjudicó a un conglomerado empresarial formado por Escribano M&E y Expal, con la colaboración necesaria de la empresa israelí Elbit Systems, un macroproyecto industrial bélico de fabricación en una parcela del cordobés Parque Tecnológico Rabanales 21 (en el que interviene como socio la Universidad de Córdoba) del lanzacohetes SLAM, por un montante de casi 700 millones de euros. El lanzacohetes SILAM, con tecnología israelí de Elbit Systems, ha sido también probado en Gaza.

La compañía Elbit Systems es la mayor fabricante militar de Israel y número 24 del mundo por volumen de ventas, con un largo historial vinculado a operaciones bélicas y crímenes de guerra en los territorios palestinos. Es la más importante firma suministradora de equipamientos de tierra y drones en operaciones militares en Cisjordania y Gaza, responsable también de los sistemas de control desarrollados en el muro de la vergüenza. Su produción y tecnología “no son un producto probado en un laboratorio. El laboratorio es Gaza, siendo este el factor que determina la adjudicación del contrato”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *