VII Época - 36

CGT GALICIA RECHAZA LA INSTALACIÓN DE UNA PLANTA DE FIBRAS TEXTILES Y CELULOSA EN LA COMARCA LUCENSE DE A ULLOA

La Confederación General del Trabajo (CGT) de Galicia manifiesta su rechazo a la pretensión del consorcio empresarial, ALTRI, de instalar en Palas de Rei una macro-planta de fibras textiles y celulosa.

CGT reclama la paralización del proyecto por los efectos devastadores que su instalación y actividad provocará sobre un vasto territorio -desde la comarca lucense de A Ulloa a la Ría de Arousa-, causando un daño irreversible a la actividad agropecuaria y forestal, al medio ambiente y a la salud pública en todo Galicia.

ALTRI es la segunda industria papelera de Portugal donde tiene tres factorías, reiteradamente sancionadas por varios episodios de contaminación del río Tajo. Con el plan en A Ulloa, asociada con la compañía gallega Greenalia, ALTRI planea poner en marcha el complejo industrial sobre un terreno de 336 hectáreas (diez veces mayor que el que ocupa Celulosa de Pontevedra), con capacidad para producir anualmente 400.000 toneladas de pasta de celulosa y otras 250.000 de tejido lyocell, basado en la fibra de madera.

Estos objetivos declarados de producción demuestran que la población gallega de la extensa área afectada, se enfrentará de hecho ante la instalación en el centro de Galicia de una macro-celulosa, que reproducirá, multiplicándolos, los daños ambientales, de salud pública, contaminación y a la actividad agropecuaria y forestal sostenible, causados por la actividad de la pastera Celulosa de Pontevedra.

El contubernio económico-político: el ‘lobby’ al que ha recurrido ALTRI para tramitar su proyecto ante las administraciones españolas es Acento Public Affairs, que lideran los exministros José Blanco, exsecretario de Organización del PSOE con José Luis Rodríguez Zapatero, y Alfonso Alonso, expresidente del PP del País Vasco con Mariano Rajoy. Este lobby ‘conseguidor’, Acento Public Affairs, logró que la Xunta de Galicia escogiese el proyecto de ALTRI como una de las iniciativas susceptibles de financiación a través de los fondos Next Generation de la Unión Europea -podría recibir más de 250 millones de dinero público, el 30% de la inversión inicial- declarándolo ‘proyecto estratégico y de utilidad pública para Galicia’. Al igual que consiguió que el proyecto fuese aprobado inicialmente por todos los partidos políticos del parlamento gallego, por más que las tres factorías que Altri tiene en Portugal, acumulen ya varias denuncias y sanciones por contaminar el río Tajo.

Privatización y agonía del río: La propia empresa, ALTRI, asegura que la planta extraerá del río Ulla, en el embalse de Portodemouros, la impresionante cifra de 46 millones de litros de agua diarios. Una vez usado en el proceso industrial tan enorme caudal, la planta ‘devolverá’ diariamente al río Ulla unos 30 millones de litros a una temperatura de 27º. Lo que significa que, un centenar de kilómetros aguas abajo, alcanzarán la Ría de Arousa, pero ya contaminados, como demuestra la experiencia de ENCE en Pontevedra, afectando riberas, riegos, recursos hídricos, subsuelo acuático y capa freática.

Contaminación atmosférica. El propio proyecto registrado de ALTRI ya anuncia que emitirá a la atmósfera azufre, óxidos de azufre, óxidos de nitrógeno, monóxido de carbono y material particulado, para lo que instalará como único foco emisor una enorme chimenea de 75 metros de altura, que apenas disimulará o mitigará las gravísimas consecuencias de la contaminación atmosférica provocada, en una extensión territorial imposible de prever.

Degradación del bosque gallego y eucaliptización: La producción de biofibra y pasta de celulosa previstas, precisará consumir 1,2 millones de toneladas anuales de madera de eucalipto, lo que, sin duda alguna, agravará la desastrosa “eucaliptización” de Galicia, impuesta en el último tercio del siglo XX por la ubicación de Celulosas en la ría de Pontevedra.

Agresión a un área de máxima protección ecológica: Además, las 360 hectáreas que ocupará el complejo se sitúan a las puertas de la Serra do Careón, un área de máxima protección ambiental incluida en la Red Natura 2000, que alberga varias especies en peligro de extinción, endemismos únicos en el mundo y 17 especies que, según la normativa de protección internacional, deben ser objeto de medidas de conservación.

Señuelo de los puestos creados: Como excusas falsas para justificar la construcción del descomunal proyecto, la propaganda de ALTRI argumenta, por un lado, que cumple con la normativa ambiental legal, y por el otro la ‘creación de cientos de puestos de trabajo directos e indirectos”. Ambos argumentos son igual de mentirosos, por cuanto la producción real de su actividad no será otra que el abrumador daño ecológico, sanitario y social descrito, con su secuela de destrucción de innumerables puestos de trabajo en el sector primario de la cuenca del Ulla y ría de Arousa.

Por estas razones, la CGT, en defensa del medio ambiente, el territorio y la salud pública, comparte la movilización general contra tan dañino proyecto, incorporándose a todas las acciones colectivas dirigidas a su paralización en éste o cualquier otro lugar de Galicia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *