VII Época - 36

LO HAN VUELTO A HACER. TRAS EL DESASTRE PROVOCADO EN EL SECTOR DE TRANSPORTES, AHORA LE TOCA A BANCA

El pasado 23 de abril se reunió la Plenaria del Comité Confederal de la Territorial de Madrid-Castilla La Mancha y Extremadura de la CGT, para debatir y acordar sobre la situación del Sindicato de Banca de Madrid, que, al parecer, llevaba tiempo sin pagar la cuota confederal, es decir, incumplía el artículo 32 de los Estatutos de la CGT, todo esto según el Secretariado Permanente de la Territorial.

Ante estos acontecimientos, el Comité de MCLMEX acordó reconocer como única representación válida uno de los dos Comités del Sindicato que se reclaman legítimos. Esto lo hace sin explicar el por qué de tal preferencia, lo que hace sospechar de que no hay un motivo lícito para hacerlo, sino el simple cálculo interesado. También se acordó la suspensión de militancia, la inhabilitación y todas las llamas del infierno de dos compañeros del Sindicato de Banca de Madrid, sin tener en cuenta que la única legitimada para hacerlo es la Asamblea General del propio Sindicato de Banca de Madrid. Ya empezamos a estar acostumbrados a la aplicación torticera de los Estatutos confederales y esta no es la primera vez.

Resulta especialmente hiriente que se informe de que a esa Plenaria asiste el Sindicato de Banca de Madrid representado por el ahora reconocido legítimo secretariado de dicho sindicato. Es decir, no solo no se invita a ambos secretariados enfrentados, sino que únicamene se invita a uno de ellos, con lo que se manifiesta que el reconocimiento implícito de su legitimidad es anterior a que la Plenaria acuerde tal extremo. Por supuesto, todo ello sin la presencia ni posibilidad de autodefensa de los “encausados”, cuestión que hasta la justicia burguesa sería incapaz de admitir.

Un conflicto exclusivamente interno de Banca

Es en el seno del Sindicato donde se producen las discrepancias que originan la existencia de dos Secretariados Permanente y es en el seno de dicho Sindicato, según lo dicen los propios Estatutos de la CGT, dónde se debe resolver la cuestión. Es la afiliación de banca la que debe decidir quién la representa y cualquier injerencia en el asunto sería, pues, contraria a la normativa confederal. Sabemos que esta situación está provocando un bloqueo de la actividad sindical, pero precisamente eso es lo que debiera llevar a las partes enfrentadas a encontrar la solución a la querella.

Lo lamentable es que, haciendo caso omiso a lo anterior, tanto los secretarios generales de la CGT como de la CGT de MCLMEX ya habían optado, el 9 de mayo de 2023, por elegir aquel secretariado de los dos que más les gustaba o convenía, escogiendo al que se había nombrado en una asamblea de dudosa legitimidad confederal. Esto provocó, como informa el Banco de Santander, que, ante la existencia de dos secretariados, se bloquease la cuenta del sindicato y que se limitaría a realizar los pagos recurrentes, como domiciliaciones, suministros y otros. Es esta situación la que bloquea la cuenta y no la voluntad de una de las partes en conflicto, como maliciosamente se indica en los acuerdos adoptados por la Plenaria de MCLMEX. También no deja de ser curioso que esta decisión se hubiera tomado casi un año antes de que se incluyese en el Orden del Día de una Plenaria Territorial, lo que nos hace sospechar que, más que hacer justicia adoptando acuerdos, se trata de proporcionarse una cobertura jurídica ante lo que pudiera suceder.

La decisión de ambos secretarios generales de inmiscuirse indebidamente en un conflicto interno de un sindicato no solo vulnera nuestros Estatutos, sino que ha venido a agravar las hostilidades previas existentes. Ahora, ambos secretariados han consolidado sus posiciones y se hace más difícil una postura de consenso para el nombramiento de un secretariado respetado por toda la afiliación. Por otro lado, la actuación partidista de ambos secretarios generales es absolutamente rechazable y merecería el repudio general si no fuese por una situación de banderías en la CGT que está haciendo imposible el debate sereno y la adopción de acuerdos sin marrullerías que sirvan para apaciguar los ánimos confederales.

Petición de amparo al Comité Confederal

El 21 de abril pasado la Federación de Banca de la CGT se dirige al Comité Confederal (recordemos que esto sucede con anterioridad a la Plenaria de MCLMEX), solicitando amparo ante los acontecimientos que se iban a producir de reconocimiento de un secretariado sin ninguna base estatutaria y de la inhabilitación de afiliadxs del Sindicato de Banca. Ni que decir tiene que este escrito -a pesar de estar dirigido al Comité Confederal- no fue comunicado a los miembros de dicho Comité ni se ha propuesto, de momento, para la adopción de acuerdos en Plenaria alguna, volviendo el SG y el Secretariado Permanente a ningunear al Comité Confederal y a despreciar sus facultades como máximo órgano de representación orgánico, máximo órgano porque, simplemente, en él están presentes todas las secretarías generales de las territoriales y sectoriales de la organización.

Esta actitud del SG, de pluma rápida en otras ocasiones y que debería haber intentado parar la Plenaria, le está causando muchísimo daño no solo al sindicato afectado, sino a todo el sector y a la Confederación, pero realmente poco esperamos de este secretario en cuanto a prudencia, ecuanimidad y responsabilidad en el ejercicio de su cargo, dados los antecedentes.

El bloqueo de la cuenta

Como hemos visto, el bloqueo de la cuenta es una decisión de la entidad bancaria derivada de la existencia de dos secretariados permanentes en Banca de Madrid, y no consecuencia de maniobras torticeras de personas determinadas de una de las partes, tal como se defiende desde MCLMEX. El desbloqueo de la cuenta, que permitiría el abono de las cotizaciones pendientes, sería posible si se llegase a un acuerdo de desatasco de la situación y se nombrase un nuevo y único secretariado que realizaría sin problema las gestiones conducentes al desbloqueo. Por cierto, siendo verdad que el normal fluir de las cotizaciones es necesario para la vida orgánica, no parece razonable que la máxima preocupación de algún secretariado sea el tema económico dejando aparte el conflicto en sí, un enfrentamiento que deberían estar ayudando a superar en lugar de fomentar el encono.

¡Una hartura de organización!

Desde la distancia no podemos dejar de pronunciarnos sobre estas cuestiones: la principal, que a los comités y secretariados se les estén reconociendo facultades de inmiscuirse en la vida interna de los sindicatos sin que estén recogidas en los Estatutos de la CGT. Aquí hemos de señalar que es curioso observar como el SG, que ha venido defendiendo la autonomía de MCLMEX para que el resto no nos inmiscuyésemos en el caso de Transportes, ahora se pasa la autonomía de Banca por el arco del triunfo, vuelve a alinearse con la territorial fuente de los conflictos y se muestra incapaz de aportar soluciones. La verdad, es que nos merecemos este grupo de irresponsables si no somos capaces de ponerlos en su sitio antes de que liquiden la organización y el anarcosindicalismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *