VII Época - 33

Exijamos al Govern de Catalunya, presidido por Esquerra Republicana (ERC), que cese su colaboración con el genocidio del pueblo palestino, provoque el cierre inmediato de la agencia pública, ACCIÓ, en Tel-Aviv y rompa con las empresas colaboradoras con el apartheid, crímenes de guerra y contra la humanidad perpetrados por Israel

ACCIÓ es una agencia pública, gubernamental, adscrita al Departamento de Empresa y Trabajo de la Generalitat de Catalunya. El pasado 17 de abril, tres ONG -Observatorio de Derechos Humanos y Empresas en el Mediterráneo (ODHE), Instituto Internacional por la Acción Noviolenta, NOVACT, y SUDS-, hicieron público un Informe en el que se pone de manifiesto cómo ACCIÓ actúa con fondos públicos de la Generalitat en diversas vulneraciones de la legislación internacional y complicidad con crímenes contra la humanidad cometidos por Israel.

En el Informe se muestra como esta entidad pública lleva años incentivando la inversión de empresas catalanas en Israel —y lo ha seguido haciendo desde el inicio del genocidio en Gaza— sin informar sobre “la potencial violación del derecho internacional de las actividades económicas en los Territorios Palestinos Ocupados” y de los sectores industriales vinculados con el apartheid. En 2021, según detalla el informe, 2.424 empresas catalanas tuvieron actividades exportadoras por valor de 442 millones de euros.

El Informe señala que estas empresas -y la agencia pública que las apoya, anima y favorece, valiéndose de fondos públicos-, en el contexto actual, en el que organismos internacionales, como la Corte Penal Internacional, investigan a Israel por delitos de genocidio y crímenes de guerra, pueden ser acusadas legalmente de colaboración necesaria en la colosal barbarie israelí sobre el pueblo palestino.

Uno de los ejemplos más recientes es COMSA, el gigante catalán de las infraestructuras, que ‘ganó’ el 27 de septiembre de 2023 un concurso para la construcción de una línea del tranvía que conecta Jerusalén con los territorios ocupados ilegales.  Entre COMSA y la vasca CAF, junto con GMV y TyPSA, lideran dos proyectos para esa conexión con los asentamientos coloniales en la Cisjordania ocupada, considerada ilegal en la ONU.

La presentación por esta agencia pública, Acció, de Israel como una “oportunidad para las empresas catalanas” se mantiene aún hoy, cuando se llevan meses de bombardeos indiscriminados, se ejecuta el asesinato de más 40.000 palestinos en Gaza y en la Cisjordania ocupada y se ejerce la atroz condena a más de dos millones de personas a morir de hambre, sed y desatención.

Crónica [Fuente: Informe ODHE, NOVACT, SUDS]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *