VII Época - 16

EL TRIÁNGULO DE LA TRISTEZA

Título original: Triangle of Sadness

Año: 2022

Duración: 147 min.

País: Suecia

Dirección: Ruben Östlund

Guion: Ruben Östlund

Reparto: Harris Dickinson, Charlbi Dean, Woody Harrelson, Zlatko Buric, Vicki Berlin, …

Fotografía: Fredrik Wenzel

El 1 % más rico de la población posee más del 35 % de la riqueza mundial. Los ricos no solo son más libres e independientes, sino que también llevan una vida más sana y están mejor educados, suelen tener un comienzo brillante en la vida gracias a unos padres ricos y también traerán al mundo una descendencia privilegiada. Esto significa que el mundo del lujo se nos niega al 99 % restante. El cineasta sueco Ruben Östlund, en su Triángulo de la tristeza, ganadora en 2022 de la Palma de Oro en el Festival de Cannes, nos sumerge en el mundo de las clases altas en una sátira vitriólica en la que no queda títere con cabeza. Los personajes muestran todas sus miserias al verse sometidos a una situación extrema en la que se suspenden las normas tradicionales de comportamiento y deben luchar por sobrevivir.

Al modelo Carl (Harris Dickinson) y a su pareja, la influencer Yaya (Charlbi Dean), se les permite participar gratuitamente en un crucero de lujo. A bordo con ellos viaja un puñado de superricos que son mimados y tratados según todas las leyes de la industria turística más exclusiva. Aunque ambos tienen sus pequeños problemas de pareja, al principio es un viaje agradable, lleno de compañeros de viaje «interesantes». Allí está el multimillonario Dimitry (Zlatko Burić) con su mujer y su hija. Dimitry ha hecho su fortuna gracias a la venta de «mierda», literalmente, en el sector de los fertilizantes. También está Jorma (Henrik Dorsin), un programador sueco que se ha enriquecido rápidamente y aún no sabe qué hacer con el dinero. O una simpática pareja de ancianos británicos, que resultan ser los propietarios de una gran empresa de armamento («La granada de mano es la más vendida»). Pero también hay un capitán que prefiere cantar borracho en su camarote que estar en el puente: Thomas Smith (Woody Harrelson). Pero en algún momento, incluso él tiene que hacer acto de presencia.

En una noche de tormenta, en la cena del capitán, el yate se tambalea tanto que la exquisita cocina gourmet no quiere quedarse en el estómago de los invitados. A la mañana siguiente, cuando el personal asiático que vive en las bodegas ya está limpiando el desastre, el barco es atacado por piratas. Se desata el caos, el barco acaba explotando y algunos huéspedes y miembros de la tripulación se salvan en una isla desierta. Es hora de reorganizar la sociedad de clases, como demuestra de forma impresionante la antigua encargada de los aseos, Abigale (Dolly de Leon).

Se presenta a la tripulación y a los huéspedes de una forma ingeniosamente satírica, dejando espacio suficiente para la crítica social, de clase y de sistema. La gran cena del capitán lleva a la película a un clímax temprano. El mundo del barco se ahoga en olas de excrementos humanos mientras tanto, el capitán y el multimillonario ruso discuten sobre qué forma de sociedad es mejor, con citas de personalidades famosas, en un sopor de borrachera y por el interfono de emergencia. El fin del mundo nunca se había representado de forma tan cínica y satírica en una película, un festín para cualquiera con un estómago estable en el mar distópico llamado política mundial.

Luego hay una segunda parte en esta historia, que describe la supervivencia en una isla. La riqueza ya no vale nada, sino el saber pescar, hacer fuego y gestionar los recursos. No son precisamente los puntos fuertes de modelos, influencers y oligarcas. Como consecuencia, se reasignan los roles de género y de poder y surge un nuevo tipo de sociedad. Ninguno de los personajes se salva en este contexto y cualquier atisbo de humanidad se ve inmediatamente contrarrestado por actos de la mayor bajeza. Y el final nos deja con la imaginación, nuestros pensamientos y deseos sobre lo que podría ocurrir a continuación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *