JACQUES PREVERT (1900 – 1977)

Con la declaración de guerra llegan de inmediato el Campo de Batalla y la Retaguardia y, en ésta, la espera de la madre, del esposo y la idílica paz de la familia, para quien todo está bien.

El poeta y autor teatral Jacques Prevert, quien se mantuvo siempre hostil hacia todas las fuerzas de opresión social y a la guerra, utiliza un lenguaje coloquial y de la calle para expresar su afecto y su compasión para la clase humilde, pero también su acerada ironía contra el conformismo social.

EN FAMILIA

“La madre hace labores de punto
El hijo hace la guerra

A la madre le parece muy natural
Y el padre ¿qué hace el padre?
Hace negocios

Su mujer hace punto
Su hijo hace la guerra
El negocios

Al padre le parece muy natural
¿Y el hijo y el hijo
Qué le parece todo esto al hijo?
Al hijo no le parece absolutamente nada

Su madre hace punto su padre negocios él hace la guerra
Cuando la guerra haya terminado
Hará negocios con su padre
La guerra sigue la madre sigue hace punto
El padre sigue hace negocios
El hijo ha muerto él ya no sigue
El padre y la madre van al cementerio
Al padre y a la madre les parece muy natural
La vida continúa la vida con el punto la guerra los negocios
Los negocios la guerra el punto la guerra

Los negocios los negocios y los negocios

La vida con el cementerio.

Encontramos este poema antibelicista en “Paroles” (1946), en la versión española publicada en la Colección de Poesía de la editorial Lumen (Barcelona, 1980)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *