MAYA ANGELOU

(San Luis, 1928 – Winston-Salem, 2014)

Maya Angelou (seudónimo) creció en un pueblo segregado de Arkansas, EE UU. Fue su vida extraordinariamente agitada, sufrida muchos años en la marginalidad más extrema. Amiga de Martin Luther King y Malcolm X, ambos asesinados por su lucha contra el racismo blanco, Angelou fue una figura clave en el Movimiento norteamericano por los Derechos Civiles.

Cuánta tristeza y, sin embargo, cuanta vida late en esta mujer anclada, hora a hora atareada, día a día encadenada, que invoca a los suyos: sol, lluvia, viento, mares

TRABAJO DE MUJER

Tengo niños que atender

ropa que zurcir

suelo que limpiar

comida que comprar

después pollo que freír

bebé que secar

tengo compañía que alimentar

jardín que limpiar de maleza

tengo camisas que planchar

nenes que vestir

latas que abrir

tengo que limpiar esta choza

después echar un ojo a los enfermos

y recoger el algodón.

 

Brilla sobre mí, sol

llueve sobre mí, lluvia

caed con suavidad, gotas de rocío

y refrescad de nuevo mi frente.

 

Tormenta, sácame de aquí

con tu viento más feroz

déjame flotar por el cielo

hasta que pueda descansar otra vez.

 

Caed suavemente, copos de nieve

cubridme de blanco

de besos fríos de hielo

y dejadme descansar esta noche.

 

Sol, lluvia, bóveda celeste

montaña, océanos, hoja y piedra

brillo de estrellas, claro de luna

sois lo único que puedo llamar mío.

 

Encontramos este poema en “Poesía completa” de Maya Angelou. Traducción y prólogo de Nieves García Prados. Ediciones Valparaíso, Granada 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *