VII Época - 31

Editorial

Te han sitiado corazón
y esperan tu renuncia.
Los únicos vencidos, corazón,
son los que no luchan.
No te entregues, corazón libre.
No te entregues.

Rafael Amor

La utilización espuria y autoritaria del cargo para el que fue elegido en el XIX Congreso de la CGT llevada a cabo en este mes de marzo por el actual Secretario general, Miguel Fadrique, alcanzó unas cotas de abuso, insensatez y delirio que resultan intolerables en nuestra organización, a riesgo de que se suicide y cambie su naturaleza. La presunta legitimidad de origen que le debiera corresponder por haber sido elegido en un Congreso, este Secretario general la vulnera y contradice cada día tratando de ejercer una autoridad que la CGT ni reconoce ni admite en su seno.

El pasado 25 de marzo, envió un requerimiento al “SP de la Federación de Transportes y Comunicaciones” (FETyC) y al “SP del Federal Ferroviario” (SFF), cuyo contenido literal representa por su parte una declaración de ruptura fáctica en CGT y la instalación en la organización de estructuras de poder, que quebrantan los principios inalienables de democracia directa, autonomía sindical y federalismo que nos son propios y definen, tanto en la estructura orgánica y estatutos como en la acción social y sindical cotidianas.

A partir de ese infamante escrito -pues deshonra a su autor, que no a quienes criminaliza-, sólo cabe desafiar orgánicamente a sus autores, impulsando la pronta celebración de un Congreso extraordinario, que devuelva la voz a los sindicatos, recupere la unidad confederal, desmantele el oportunismo político y restaure el anarcosindicalismo, tal y como lo venimos defendiendo y definiendo en nuestras resoluciones congresuales.

Comienza el escrito del Secretario general dirigido a los SP recién electos en sus plenos respectivos de FETyC y SFF, ‘emplazándolos’ a “dar cumplimiento a los acuerdos adoptados por la territorial de MCLMEx … ratificados por el Comité confederal de la CGT”.

Sigue, el ‘requerimiento’ a ambos SP para que procedan a la sanción colectiva (expulsión / inhabilitación de militancia) acordada por la territorial de MCLMEx, de las 27 compañeras y compañeros, cuyos nombres y apellidos (falta el DNI) figuran en el escrito, y a los que se amenaza, declarando “cualquiera de sus actos” como “nulos de pleno derecho” (¿qué ‘derecho’? ¿ante quien la denuncia?).

En un acto de suma desvergüenza, el escrito de Fadrique y los suyos, conmina al SFF para que entregue al SOV de Madrid, la lista, nombres y direcciones de los afiliados al Sindicato de TyC de Madrid, recién expulsado por MCLMEx. Con esta decisión se retratan. Es indudable que, tanto para el Secretario general de la CGT, Miguel Fadrique, como para los actuales ‘dignatarios’ de MCLMEx y OV de Madrid, el sindicato de TyC de Madrid no lo constituyen los trabajadores a él afiliados, quienes habían tomado en asamblea las decisiones por las cuales, se dice, han sido expulsados. En otras organizaciones sindicales, jerárquicas y burocráticas, la diferencia entre la estructura sindical que decide y los trabajadores afiliados, está bien definida. Sin embargo, no es así en la CGT, en la que los sindicatos (autónomos, libres, unidos en el pacto federal estatutario) están conformados por su afiliación, que es quien, reunida en asamblea, toma las decisiones. Sin cúpulas, sin jefes, sin mandatos, sin SP decisorios …

Por último, el escrito amenaza expresamente a los miembros de los SP de FETyC y SFF con, caso de no aquietarse a estos mandatos, exigirle las “responsabilidades vuestras, que serían estrictamente personales e individuales”. ¿Ante qué autoridad?

Todo este amenazante delirio, está construido sobre la mentira y la manipulación sistemáticas. La vulneración sistemática de los estatutos … los atropellos a la razón libertaria de nuestra organización … las decenas de inhabilitaciones en fraude estatutario … la desfederación de un sindicato con miles de afiliados porque disgusta una decisión adoptada en asamblea … el desprecio a más de un tercio de los miembros del Comité confederal … la ruin expulsión y cese por el SG de un miembro del Comité confederal … la ocultación de los acuerdos de la plenaria de Zaragoza (febrero del 2023) sobre que un “SP no puede desfederar a otro” … no dar a conocer el pronunciamiento de la Comisión de Garantía sobre la decisión antiestatutaria del SP de MCLMEx en relación la asamblea del sindicato de TyC de Madrid … el último escrito …

Todo este daño y agravio a la CGT, no tiene otro objetivo real que, aun manteniendo formalmente las siglas, provocar la transformación de nuestra organización, en otra distinta y no mejor. En una estructura ‘sindical’ regida por el autoritarismo -que no por la autonomía-, por la jerarquía -que no por la libertad-, por la ley del número -que no por la razón y experiencia histórica-, por la división y el enfrentamiento fraccional y político -que no, por la solidaridad y búsqueda del consenso- y por la violencia de la mentira –que no por la consciencia transformadora-.

Hacemos un llamamiento a todos los sindicatos y entes confederales a reclamar e impulsar la celebración de un Congreso Extraordinario que pueda resolver esta situación y restaurar el funcionamiento anarcosindicalista de la CGT, hoy en grave peligro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *