VII Época - 33

Editorial

Te han sitiado corazón
y esperan tu renuncia.
Los únicos vencidos, corazón,
son los que no luchan.
No te entregues, corazón libre.
No te entregues.

Rafael Amor

CGT Pontevedra, durante el recorrido de su manifestación en este 1º de Mayo llevará en la pancarta de cabecera el doble lema “Precariedad y siniestralidad laboral … capitalismo culpable” y “Internacionalismo y solidaridad con Palestina. La lucha continúa”.

Expresamos de este modo, la denuncia y movilización de la CGT pontevedresa, en primer término, contra el hecho de que cada día mueran en ‘accidente’ laboral en este país al menos dos trabajadores y más de diez queden mutilados o incapacitados por largos años, sino definitivamente, tal como señalan todas las estadísticas y reseñas informativas. Y también, contra la colonización sangrienta, régimen de apartheid y genocidio que viene llevando a cabo Israel sobre el indefenso pueblo palestino, con la complicidad necesaria de Estados Unidos y la Unión Europea, en ambos casos por interés propio de sus dirigentes. Un interés privado, de casta, articulado en torno a la expansión del régimen capitalista en lo económico, al militarismo en lo geoestratégico, a la acción criminal en lo político-jurídico y al totalitarismo tecnológico, fascistoide y circense, en lo social.

Semejantes hechos, reflejan al desnudo la naturaleza criminal del régimen político, económico, social y laboral hoy imperante, tanto en el mundo globalizado como en los ámbitos regional y local más próximos.

La lista de las agresiones que sufrimos es interminable. Baste con señalar, a modo de ejemplo, cuatro de esos violentos atentados en los que están directamente implicados las autoridades y clase política de este país:

La siniestralidad laboral – La escalofriante pérdida de vidas, mutilaciones y lesiones provocadas en accidentes laborales, que en su gran mayoría -hasta el 90%, según los expertos- podrían haberse evitado, si no imperase la codicia empresarial, la precariedad, el abuso, la negligencia inspectora, las jornadas y ritmos abusivos …

Explotación y miseria – Cerca de tres millones de trabajadores están en el paro, decenas de miles de ellas habiendo agotado ya toda prestación contributiva. 12.300.000 personas, más del 25% de la población en España, uno de cada cuatro habitantes, está en grave riesgo de pobreza o exclusión social, sin poder ser atendidos en los servicios públicos de atención y cuidado que necesitan.

Homicida frontera sur, entre España y África – Miles de personas muertas -asesinadas- en la frontera sur de Europa, víctimas de las políticas de extranjería europeas y españolas, así como del horror de las guerras y la miseria llevada hasta a sus hogares por el imperialismo neo-colonial del poder democrático-capitalista occidental. Más de medio millón de migrantes sobrevivientes a la carnicería, malviven ahora mismo en España, condenadas a la irregularidad indocumentada, las más expuestas al trabajo negro, la explotación laboral, la exclusión social, el racismo y la xenofobia institucionales.

El genocidio de Palestina– Asistimos al asesinato impune de más de 40.000 palestinos en apenas seis meses y a la complicidad de la clase política y autoridades españolas con la horrenda ‘paz’ que Israel pretende imponer a millones de personas, refugiadas y pobres, por la simple condición de ser palestinos. Una ‘Paz’ hecha de apartheid, asesinatos, racismo, alambradas, muros, asedios, expulsiones, campos de concentración, torturas y palestinos presos, hasta el exterminio … Una ‘Paz’ que si la toleramos, si no la combatimos con todo lo que tengamos a mano, será también a no tardar -ya está siendo- la tumba de nuestra propia libertad y dignidad, ya humilladas y vencidas por la impotencia de cada día.

En estas circunstancias, por un año más, CGT de Pontevedra recorrerá el 1º de Mayo calles principales de nuestra ciudad, ofreciendo testimonio de su consciente confrontación cotidiana frente a las dramáticas injusticias del momento.

Muchas cosas han cambiado desde aquel 1 de mayo de 1886, en Chicago, cuando los trabajadores y los líderes obreros anarquistas alzaron la bandera de la jornada de ocho horas y la dignidad de la clase obrera y que, por ello, fueron ‘legal’ y vilmente asesinados por el gobierno de aquella nación. Todos los 1º de Mayo, en todo el mundo, también en Pontevedra, honramos a aquellos trabajadores que dieron su vida por defender la causa de su clase y el bienestar de toda la comunidad humana y tuvieron el inaudito coraje de impulsar una movilización extraordinaria, que atentaba a las bases mismas del régimen capitalista de su tiempo.

Sin embargo, del incipiente capitalismo industrial de finales del siglo XIX a la expansión desmedida del capitalismo virtual a principios del XXI, bajo el dominio del totalitarismo tecnológico y la informatización liberticida, se ha producido un cambio histórico profundo. Una metamorfosis que -como siempre ha sido y será-, nos viene obligando a adecuar los modos, procedimientos y herramientas de nuestra movilización a las circunstancias actuales, del mismo modo que, en su momento histórico, lo hicieron los obreros y anarquistas de Chicago y, enseguida, de todo el mundo. Esto es, impugnando, movilizándonos, resistiéndonos y luchando, ahora y siempre, con plena conciencia y lucidez del momento que nos toca sufrir, contra la perenne criminalidad del régimen que mata, roba, explota y oprime por doquier … contra las autoridades políticas de los estados y el poder económico de las corporaciones capitalistas, que se han fundido en la abominable tela de araña de la nueva realidad totalitaria que nos cerca … contra este colosal engendro … contra este Moloch impotente y voraz, que sólo avanza y llega a reinar en la misma medida que destruye la vida, esquilma los recursos, atenta contra toda dignidad humana y agoniza la libertad insumisa de los pueblos y las gentes.

La lucha y la movilización continúan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *