VII Época - 34

UNA MUESTRA MÁS DE UN CAOS INTERESADO

A pesar de los acuerdos del Comité Confederal, el SP avala la manifiesta irregularidad del Pleno de la FESAN

El pasado día 13 de abril se celebró un Pleno Extraordinario de nuestra Federación de Sanidad con el fin de relanzarla tras años de inoperancia orgánica. Este Pleno había sido convocado por el Secretariado Permanente de la CGT, que envió unas tablas de cotización a los sindicatos en el que constaban las aportaciones en cuotas de los que tenía constancia la Secretaría de Finanzas del SP. Como es habitual, esta tabla se fue modificando varias veces antes del Pleno hasta ser fijada definitivamente, con expresión del número de votos de cada sindicato, en una tabla definitiva.

Ante esta publicación, once sindicatos con afiliación en Sanidad emiten una comunicación en la que dan cuenta de una grave irregularidad en la tabla de votos: aparecen cotizantes del sector no solo en el Sindicato de Sanidad (359), sino también en el Sindicato de Oficios Varios (301), ambos de Madrid. Para estos once sindicatos, esta situación no es aceptable ya que no puede haber afiliación de un sector en dos sindicatos de la misma localidad.

La contestación de OOVV es rápida y tan desabrida como nos tiene acostumbrados. Este sindicato, sin entrar a que los estatutos son claros al respecto, defiende la corrección de la situación y califica a los sindicatos que protestan de “Séptima Coalición a lo cutre que buscan la Restauración a toda costa”. Defienden además que las trabajadoras están bien afiliadas y que tienen todo el derecho a participar en el Pleno.

Por su parte, Sanidad de Madrid dice que las trabajadoras sociosanitarias, que son las adscritas a OOVV, no pueden afiliarse a su sindicato según lo dispuesto en los artículo 3 y 12 de sus propios Estatutos y que, por ello mismo, están inscritas en OOVV.

Finalmente, el Secretariado Permanente emite una circular interna, el día anterior a la celebración del Pleno, en la que dice, resumidamente, lo siguiente:

1) Que el Sindicato de OOVV ha cotizado a Sanidad.

2) Que no existe Federación Local en Madrid.

3) Que no deberían estar afiliadas en otro sindicato que no fuera el de Sanidad, pero los Estatutos de esta lo impiden y que hay otro caso similar sobre el que nadie ha reclamado.

4) Que el SP no puede impedir su participación en el Pleno de Sanidad y que se mantendrán los votos de ambos sindicatos.

Ante todo lo anterior, quizás habría que repasar qué dicen nuestros Estatutos confederales para intentar hacer un poco de luz en todo esto.

Artículo 10. Los sindicatos que pertenezcan a una misma o similar actividad profesional se federarán entre sí, a fin de constituir las denominadas Federaciones Sectoriales o de Ramo.

A estas Federaciones también pertenecerán y formarán parte las correspondientes Secciones o Núcleos de Sector integrados en los distintos sindicatos Únicos y/u Oficios Varios o Actividades Diversas de la CGT.

Artículo 11. El Sindicato es la base organizativa de la Confederación General del Trabajo.

Para constituir un sindicato sectorial serán necesarios un mínimo de 75 personas afiliadas.

Si no se alcanzase este número formarán sección en el sindicato de Oficios Varios o Actividades Diversas. Estos, como tales, serán los únicos que podrán constituirse con un número de afiliadas y afiliados inferior a 75 y no menor de 10.[…]

En todo caso, no podrán existir en un mismo ámbito territorial dos sindicatos del mismo Sector ni dos sindicatos de Oficios Varios o Actividades Diversas.

Artículo 13. Los sindicatos deberán tender a constituirse en el mismo ámbito funcional que las Federaciones Sectoriales o de Ramo definidas en el artículo 23 de estos Estatutos.[…]

Artículo 14. Para la adhesión de un nuevo sindicato a la CGT será necesario que lo solicite por escrito a la Federación Local correspondiente o, en su defecto, al órgano de nivel inmediato, adjuntando copia de la correspondiente adhesión indicando número de afiliadas, afiliados y Estatutos o Reglamento interno de Funcionamiento del mismo, que no podrán contradecir en ningún caso los Estatutos ni la normativa general de la Confederación General del Trabajo.

Artículo 28. La afiliación se producirá a través de los Sindicatos o, en su defecto, y por el mismo orden de prioridades, a través de la Federación Local, Confederación Territorial o Federación Sectorial correspondiente, incorporándose en dichos casos y a su vez al sindicato de Sector o de Oficios Varios, si el primero no existiera, al más cercano a su lugar de trabajo o residencia.[…]

A la vista de todo lo anterior, está claro que no puede haber afiliación del mismo sector en dos sindicatos distintos del mismo ámbito territorial; en el caso que nos ocupa, afiliados de sanidad en el Sindicato de Sanidad y en el de Oficios Varios, ambos de Madrid. Por lo tanto, toda la afiliación de sanidad debe estar encuadrada en el sindicato de sector y no repartida entre dos o más sindicatos.

Podría argumentarse que siempre hay grupos de trabajadores a los que no es fácil encuadrar, trabajadores “fronterizos” a varios sectores. Sin embargo, este no es el caso. Los dos sindicatos afectados defienden que sus respectivos núcleos de sanidad deben participar en el Pleno con todos los derechos y, por lo tanto, afirman que esta afiliación pertenece al sector. Por lo tanto, si todos son de sanidad, todos deben estar afiliados al sindicato del sector respectivo, Sanidad de Madrid. Para que esto no sucediera, debería argumentarse y defenderse que la afiliación sociosanitaria de Madrid (y de paso, la de todo el territorio español) no es de sanidad, pero entonces no podría participar en el Pleno de este sector.

Lo más sorprendente del caso es que el Secretariado Permanente, conocedor de la situación por las cotizaciones de Oficios Varios de Madrid, no ha movido un pelo para intentar reconducir la situación y para que los sindicatos afectados comenzasen a cumplir con los Estatutos confederales lo antes posible. Es decir, tendría que haber instado a los sindicatos a que se traspasase la afiliación del sector sanitario del Sindicato de Oficios Varios al de Sanidad, y eso en el menor tiempo posible. No es admisible que el SP reconozca que no puede haber dos núcleos de sanidad en dos sindicatos distintos de Madrid y que consienta esta irregularidad con la peregrina argumentación de que los estatutos de Sanidad de Madrid no permiten la afiliación del personal del que estamos hablando, argumento también esgrimido por el propio Sindicato de Sanidad. Si esto fuera cierto, sería un incumplimiento del artículo 14 de los Estatutos de la CGT que obliga a que los estatutos de un sindicato no contradigan lo dispuesto en los Estatutos confederales y, por lo tanto, es obligatoria su modificación para ajustarse a lo acordado por el conjunto de la organización. Ni que decir tiene que la afiliación del personal de la polémica debe hacerse sin esperar dicha modificación, ya que los Estatutos de la CGT son de obligado cumplimiento y prevalecen sobre el resto de los estatutos digan lo que digan los de un sindicato concreto.

Lo sucedido supone una dejación de funciones por parte del SP de la CGT -obligado a hacer valer los Estatutos confederales- al no haber ni siquiera intentado corregir la situación, -más grave aún si tenemos en cuenta la interpretación del artículo 28 de los Estatutos realizada en una reciente Plenaria confederal- situación que, al parecer, va a continuar porque de la circular que el propio SP ha emitido no se desprende ninguna intención de enderezar el entuerto en el futuro, a pesar del reconocimiento de lo irregular de lo acontecido y que ha supuesto un grave daño orgánico al distorsionar gravemente los acuerdos del Pleno. Hay que tener en cuenta que, por el número de afiliados y afiliadas, cada uno de los dos sindicatos contaron con ocho votos en dicho Pleno, mientras que la votación, si estuviesen al completo en el Sindicato de Sanidad, hubiera sido de once votos en lugar de los dieciséis de los que dispusieron. Además, de no corregirse esta situación, se seguirá produciendo una distorsión en los acuerdos de la Federación de Sanidad y resto de comicios orgánicos al contar ambos sindicatos con un número de votos incorrecto. Ni que decir tiene que esto se puede ver agravado si, como dice el SP, no son los únicos sindicatos con una problemática similar en este sector o en otros que desconocemos.

Esta inacción del SP es una muestra más de su actuación interesada. Mientras reparte anatemas entre compañeros y sindicatos por presuntos incumplimientos orgánicos, se mantiene de brazos cruzados ante cuestiones como la que hablamos y que han sido debidamente denunciadas ante la organización. La ley del embudo -lo ancho pa’ ellos, lo angosto pa’ uno- es hace tiempo su norma de actuación predilecta.

Habrá quién diga que estas son menudencias, pero solo lo son si lo que se defiende es el caos organizativo y el que cada uno haga de los Estatutos su sayo particular. Permitir que se corrompan los acuerdos orgánicos tomando partido por los incumplidores o adoptando una aparente y falsa posición neutral es inaceptable. Y si no hacemos algo para evitarlo, tenemos merecido lo que le pase a nuestra organización.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *