VII Época - 28

8 DE MARZO EN PONTEVEDRA

El “feminismo” institucional despliega un amplio abanico de actividades

La Diputación de Pontevedra (hegemonizada y presidida por el Partido Popular) y el Concello de Pontevedra (gobernado en minoría por el Bloque Nacionalista Gallego, BNG, y el apoyo ocasional de los concejales del PSOE) han organizado y financiado sendas Campañas y multitud de actos de todo tipo (conferencias, exposiciones, proyecciones, reconocimientos, talleres,  congresos, exhibición de pancartas y mensajes en prensa y radio locales, ceremonias variopintas, etc, etc) cara a la celebración desde las instituciones y autoridades locales del estado del 8 de marzo. A estos actos, se suma la Xunta de Galicia (con mayoría absoluta del PP), bajo el lema “Sin mujeres no hay Galicia”.

En los tres diseños de campaña, se apela al ‘feminismo’ como movimiento que sintoniza y no se enfrenta con las propuestas sociales y políticas de los partidos convocantes: PP, BNG y PSOE.

Así, la pancarta que figura en el balcón del Concello lleva el lema “abrir las puertas del feminismo”, vinculándola a la reivindicación de la ‘igualdad’ que “todavía está lejos de ser alcanzada” pese a que, según datos estadísticos oficiosos, el 44% de los varones españoles consideran que “las mujeres han llegado demasiado lejos en sus reivindicaciones”.

Por su parte el lema de la Campaña de la Diputación, cumpliendo explícitamente, los mismos objetivos de “defensa del feminismo” y “reivindicación de la igualdad entre hombres y mujeres” es, según reza su pancarta central, “Seguimos con todas para todas”.

La Xunta de Galicia, en su programación y declaración oficial reivindica “la necesidad de avanzar hacia una igualdad efectiva y real entre hombres y mujeres que nos permita alcanzar una sociedad verdaderamente justa y democrática: la sociedad del futuro”, que este partido político se dispone a protagonizar desde las instituciones de gobierno y parlamento gallegos, al menos en los próximos cuatro años.

Al margen de estas tres iniciativas, apenas se hace presente en la ciudad de Pontevedra ningún otro planteamiento, teórico o práctica, para celebrar este 8 de marzo, pues los más de los grupos, colectivos o plataformas unívocamente ‘feministas’ se integran y alientan en estos actos institucionales, asumiendo sus definiciones ideológicas, sociológicas y reivindicativas. Así, el propio 8 de marzo en la Plaza de España, habrá una fiesta organizada por el Concello con las DJ La Yaya y Señora, para “ambientar el antes y el después de la manifestación del Colectivo Feminista, a partir de las 20,30h”.

(Crónica: El espejo neutro)

1 comentario

  • María Lucila Valenzuela Fernández

    No es feminismo institucional, es que es el único campo en el que logra moverse. Por ejemplo, mira los sindicatos. Dónde están las mujeres?. Ni siquiera hay cuotas o interés en poner mujeres al frente para que sirvan de ejemplo a otras mujeres y sirvan de referencia a las jóvenes

    Al menos, en esas instituciones, aunque sea por su propio interés, se deja plantar la semilla

    La burguesía, el sindicalismo, la política profesional….. Todo nació dentro de la idea machista de la sociedad. Estamos en un momento de refinición de la historia, dudando de que hombres fuertes heterosexuales, pudieran solos, cazar mamuts, cuando sus comunidades no superaban los 50 individuos en total. La genética nos está dejando descubrir que no todos los grandes guerreros enterrados con sus armas eran hombres, también hay mujeres.. …. Muchos campos están releyendo de forma objetiva los datos que antiguamente eran interpretados bajo prismas religiosos o simplemente machistas

    El problema es que son pocos, son muy pocos los que priorizan la presencia de mujeres en masa para que ellas puedan buscar otras posibles interpretaciones en esos campos

    Es un trabajo muy duro para una organización tener que luchar en todos sus estamentos y en contra muchas veces de los intereses de las personas que manejan sus hilos internos, para meter mujeres con calzador y además encontrar esas mujeres con ganas de enfrentarse a los hombres que por falta de interes o por intereses personales van a poner piedras en su camino, muchas veces hasta de forma inconsciente

    Y es muy duro a nivel personal, para los miembros de esas organizaciones tener que estar en una alerta permanente para revisar sus decisiones continuamente y ser conscientes de como ponen piedras o como actúan con desidia en situaciones dónde justamente hacen falta de forma consciente con mucha fuerza

    Por eso, sin negar que es cierto que se hacen millones de cosas mal, no voy a criticar jamás a las pocas instituciones, organizaciones o hasta grupos de amigos, qué hacen ese tremendo esfuerzo, incluso aunque fracasen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *