VII Época - 24

LA TIERRA PROMETIDA (The Bastard)

Título original: Bastardenaka

Año: 2023

Duración: 127 min

País: Dinamarca

Dirección: Nikolaj Arcel

Guion: Nikolaj Arcel, Anders Thomas Jensen

Reparto: Mads Mikkelsen, Amanda Collin, Simon Bennebjerg, Melina Hagberg, Kristine Kujath Thorp, Gustav Lindh, Magnus Krepper, Søren Malling, Felix Kramer, Thomas W. Gabrielsson

Música: Dan Romer

Fotografía: Rasmus Videbæk

En la Dinamarca del siglo XVIII, el capitán Ludvig Kahlen (Mads Mikkelsen) se retira del ejército y pide permiso a la corte real para cultivar y colonizar un inhóspito páramo en Jutlandia donde solo crecen brezos. Nadie antes que él lo había conseguido. Si Kahlen consigue fundar una colonia en el brezal en nombre del rey, exigirá a cambio un título nobiliario que se le ha negado por ser hijo ilegítimo de un noble con una sirvienta.

Una vez en el brezal, Kahlen encuentra rápidamente ayuda en la criada Ann Barbara (Amanda Collin) y su marido, que han huido de su anterior patrón, así como en la pequeña Anmai Mus (Hagberg Melina). Pero Kahlen no ha contado con Frederik de Schinkel (Simon Bennebjerg), el arrogante y rico terrateniente que reclama el brezal para sí y quiere impedir por todos los medios que sea colonizado. Se desata una brutal batalla entre los dos hombres, en la que los más perjudicados son los seguidores de Kahlen.

En su segunda colaboración tras Un asunto real (2012), el director Nikolaj Arcel y el actor Mads Mikkelesen regresan a la Dinamarca del siglo XVIII. Entre grandiosas imágenes de los duros e inhóspitos páramos, se desarrolla un brutal conflicto que está magistralmente narrado al estilo de las epopeyas heroicas clásicas. Tomando como base una novela de Ida Jessen, Arcel, junto a su coguionista Anders Thomas Jensen, narra la historia de dos hombres que solo tienen en mente el objetivo que se han fijado y que pasarán por encima de cadáveres para conseguirlo.

Los papeles están claramente definidos: Kahlen es el estoico solitario que escarba en la tierra y se ensucia las manos para conseguir el ansiado título nobiliario. Quiere conseguirlo cultivando patatas. Enfrente tiene a un sádico niño rico que trata de ennoblecer su apellido ilegítimamente al anteponer «de» a «Schinkel». Cena jabalíes cazados por él mismo, abusa de su servicio doméstico o tortura a subordinados que se han rebelado. Es brutal, pero los espectadores se ahorran los peores momentos, que se narran fuera de la pantalla.

El elenco también incluye a Amanda Collin como la decidida Ann Barbara, que limpia la casa de Kahlen, así como la prima de Schinkel, Edel Helene (Kristine Kujath Thorp), prometida en matrimonio a de Schinkel, pero que preferiría casarse con Kahlen, si encuentra los medios para hacerlo. La niña romaní Anmai Mus, que al principio deambula con forajidos y es rechazada por los colonos, también encuentra una figura paterna en Kahlen. Todos ellos dependen indirectamente de que el plan de Kahlen dé sus frutos y el páramo sea colonizado. ¿Pero a qué precio?

Arcel cuenta esta historia sobre el estatus, la filiación y el poder con imágenes duras. Lo inhóspito del paisaje llano y frío se hace tan palpable como la decadencia de los ricos y aristócratas, cuyas mesas están siempre ricamente puestas. Sin embargo, el espectador tiene claro desde el principio que Kahlen va por mal camino con su deseo de reconocimiento por parte de la nobleza y sus medios para lograrlo no siempre son moralmente aceptables.

La estética de western predominante no está lejos de la idea del Salvaje Oeste, donde prosperaba la naturaleza depredadora del capitalismo y el poder que se deriva de la conquista de la tierra mediante la construcción de un mundo colonial que acaba deshumanizando y esclavizando a quienes quedan atrapados en él. Al final, la «tierra prometida» es más bien un estado de ánimo, como queda perfectamente reflejado en esta convincente película.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *