VII Época - 34

THE WOBBLIES

Título original: The Wobblies

Año: 1979

Duración: 89 min.

País: Estados Unidos

Dirección: Stewart Bird, Deborah Shaffer

Reparto: Documental

Fotografía: Judy Irola, Sandi Sissel

Durante un breve periodo a principios del siglo XX, el sindicato Industrial Workers of the World (IWW) atemorizó a gobiernos y magnates en los Estados Unidos. La organización, cuyos miembros eran conocidos como «wobblies», se fundó en 1905 con el objetivo de crear un gran sindicato formado por todos los trabajadores, independientemente de su nivel de cualificación, raza, credo, sexo o país de origen (una idea audaz cuando la mayoría de los sindicatos estaban vetados a las mujeres y las leyes Jim Crow estaban en plena vigencia). Con una filosofía inspirada en pensadores socialistas y anarquistas, el IWW fue aborrecido por los cruzados capitalistas de la época, así como por líderes sindicales más moderados. Fue necesaria una feroz y violenta represión para suprimir la organización. Aunque el IWW nunca ha contado con el mismo número de afiliados que en las décadas de 1910 y 1920, los «wobblies» han sido una fuerza constante en favor de los derechos laborales y las causas progresistas hasta nuestros días.

En 1979, al final de un resurgimiento anterior del IWW como parte de la contracultura estadounidense, se realizó un documental para rememorar los mejores momentos del sindicato. The Wobblies fue incluida en 2021 en el Registro Nacional de Cine para su conservación en la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos y recientemente se ha sometido a una rigurosa restauración que permite verla en todo su esplendor. El documental de Stewart Bird y Deborah Shaffer está repleto de emocionantes canciones populares de los piquetes y de enérgicas frases de hombres y mujeres del sindicato, reúne impresiones personales de antiguos mineros, leñadores, estibadores, cultivadores de trigo, tejedoras de seda y trabajadores inmigrantes, todos ellos miembros del IWW a principios de siglo, que en el momento del estreno de la película eran bastante mayores, por lo que grabar sus historias era un acto vital de preservación histórica antes de que sus testimonios se perdiesen para siempre. Además, la película reúne una increíble variedad de materiales diversos: fotografías y secuencias de reuniones, protestas y huelgas; abundantes canciones de Joe Hill y otras del «cancionero rojo»; dibujos animados de propaganda producidos tanto en apoyo como en oposición a las acciones de los «wobblies».

Es fascinante escuchar a hombres y mujeres de ochenta y noventa años evocar con detalle las malas condiciones de trabajo, la camaradería de los trabajadores en huelga y la violencia traumática de los rompehuelgas. Ahora que en lugares de trabajo grandes y pequeños se lucha (y a veces incluso se consigue) por organizarse para mejorar las condiciones laborales, resulta inspirador ver el coraje y la determinación de estos hombres y mujeres que trabajaban juntos hace más de un siglo. Sentaron las bases de muchas de las leyes laborales que tenemos hoy en día, pero luchaban por las mismas cosas por las que los trabajadores siguen luchando: salarios justos, jornadas más cortas e igualdad salarial. Se negaron a transigir y a menudo fueron tachados de ratas, agitadores, bolcheviques y criminales por sus firmes convicciones.

El hecho de que gran parte de la retórica de los «wobblies» se haya mantenido o incluso haya cobrado relevancia en la actualidad es uno de los elementos más aleccionadores de la película. En aquella época, el documental reivindicaba la historia laboral que el gobierno y la industria se habían esforzado por borrar. En la actualidad, los recursos de Internet han dificultado ese control de la información, pero la historia y la importancia del IWW siguen enterradas o ahogadas por el ruido. Por ello, más de 40 años después de su estreno, The Wobblies sigue cumpliendo exactamente la misma función que antes, un retrato asombroso y esencial de la subversión estadounidense vista a través de los ojos de quienes la vivieron.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *