SOLIDARIDAD CON PALESTINA

La CGT de Pontevedra convoca para el viernes, 17 julio, a las 20:00h en la Plaza Peregrina, una Concentración – Punto Informativo y mitin a micrófono abierto, en solidaridad con el pueblo palestino.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanhayu, anunció para este mes de julio la anexión de un tercio más de la Cisjordania palestina, ya ocupada por el ejército de Israel. En esa región invadida están ubicados decenas de asentamientos judíos bajo amparo del ejército israelí, por más que hayan sido declarados ilegales por la legislación internacional y la propia ONU y no signifiquen más que reproches y decires que se lleva el viento de la impunidad e inutiliza el veto de EE UU.

Independientemente de que el gobierno israelí logre lo que pretende, la anexión que ahora se anuncia no es una ocurrencia de última hora del Estado de Israel, sino una pretensión histórica desde su formación: la absorción completa de Palestina dentro de Israel. En sucesivos episodios de violencia bélica -siempre provocadas por un Israel seguro de su victoria- el Estado israelí ya se lleva apropiado del 78% del territorio de la Palestina histórica (muy lejos del 44% que le había otorgado la ONU en 1948). Ahora pretende anexionarse el tercio más fértil de ese 22% que formalmente -no de hecho- permanecía bajo titularidad palestina.

Antes de estas fechas, Israel había convertido Gaza y las aldeas de la Cisjordania ocupada, en otras tantas prisiones al aire libre, rodeadas de muros, alambradas, torretas de vigilancia armadas y controles militares. Solamente en Gaza se hacinan casi dos millones de palestinos, la mayoría de ellos previamente arrojados allí́ –tras robarles sus casas, destruir sus pueblos y arrebatarles la tierra por todo Palestina- privándoles de las condiciones más elementales para la supervivencia.

Entre otras prácticas genocidas -calificadas por el Derecho Internacional como ‘crímenes de guerra’-, Israel ametralla impunemente los poblachos palestinos (ciudades ya no hay, sólo quedan ruinas, hoyos y tapiales horadados por los disparos), bombardea, secuestra por años sin juicio a miles de palestinos, tortura, impide circular a las ambulancias, roba el agua, no deja pasar los alimentos, ni las medicinas … Mata y humilla de todos los modos posibles a una población indefensa, a la que niega hasta el derecho a gritar al mundo su dolor. Se pretende que los palestinos, convertidos en diana de este macabro “juego” no puedan hacer nada, ni siquiera esconderse. Y si lo hacen, si lloran … si acuden a enterrar a sus muertos … si tiran piedras con una honda artesanal … si amenazan a los aviones y a los fusiles de mira telescópica con los puños … si afrentan a los tanques con palabras airadas … si se agarran al terruño y no se van … ya no serán otra cosa para el mundo que “terroristas palestinos”, aunque sean niños, aunque sean bebés.

Sin embargo, pese a todo, el pueblo palestino resiste, vivo y digno aún, entre cascotes, campos y casas en ruinas.

La CGT de Pontevedra denuncia el genocidio del pueblo palestino por el Estado de Israel.

La CGT de Pontevedra manifiesta que este permanente crimen, ¡NO SERÁ EN NUESTRO NOMBRE!

Pues nos concierne a todos los seres humanos, ¡reconozcamos el legítimo derecho y el deber de los palestinos a defender su libertad, su tierra y su dignidad, frente a los tanques, ametralladoras, drones y bombardeos sobre la población civil!

Por lo mismo, no reconocemos como ‘nuestro’ a ningún gobierno que consienta la anexión de Palestina y reclamamos al gobierno español y de toda la Unión Europea que retire sus apoyos (económicos, políticos, jurídicos, propagandísticos, etc.) al Estado de Israel y le impongan, ¡en nombre de la humanidad, la justicia y la libertad!, poner fin a su actividad genocida.

Pontevedra, 17 de julio de 2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *