VII Época - 35

¿REFORMA DE LA JUSTICIA O COMBATE CONTRA LA JUSTICIA?

México del 1900: el periódico “Regeneración”

El último año del siglo XIX, 1900, encontró́ a un grupo de jóvenes que discutía apasionadamente en la Escuela Jurisprudencia de Ciudad de México. Comentaban los males de la patria y el incierto futuro de México, en el que todos ellos querían intervenir con generoso espíritu reformador. Algunos, recién licenciados, estaban ansiosos de aplicar a la sociedad y administración mexicanas las teorías jurídicas asimiladas en los intensos años de aprendizaje.

“La administración de justicia en México debe ser reformada, empezando por los funcionarios gubernamentales, los jueces primero. Esta es la tarea que nos está reservada y a la que debemos dirigir todos nuestros esfuerzos y capacidad, sin temor a las consecuencias”, decía con vehemencia Jesús Flores Magón. Aunque la mayoría respetaba este criterio no faltaron voces que avisasen de que “la corrupción judicial es antes que nada un reflejo de los males políticos y sociales que aquejan a la sociedad mexicana y con dificultad atajaremos la venalidad de algunos funcionarios sino remediamos el desgobierno general”. Ricardo, el hermano menor de Jesús Flores Magón, insistió́ en que la primera tarea que se les ofrecía era reparar la mala administración de la justicia, en la que los ciudadanos no podían confiar, pues jueces y oficiales corruptos obedecían las órdenes del general Porfirio Díaz, cuando no sometían sus sentencias al dictado de los caciques más poderosos de cada localidad, de modo que “la impunidad en el ejercicio corrupto de una función pública provoca más y mayores corrupciones en las instituciones”.

Llegó el día en que unos jóvenes se pusieron de acuerdo en abrir una oficina en el nº 20 de la calle Centro Mercantil y allí́ editar un órgano periodístico, Regeneración, que a lo largo de 18 años siguientes se “irá politizando”, hasta convertirse en el principal instrumento de agitación, propaganda, organización y expresión ideológica del movimiento insurreccional anarquista conocido por “Magonismo”, en homenaje a su principal animador: Ricardo Flores Magón. Sin embargo, la primera época del periódico no será́ propiamente anarquista, como tampoco consideraban serlo los hermanos Flores Magón en esos años de juventud, más preocupados, al igual que sus compañeros, por “la venalidad de la justicia, la necesidad de despertar el espíritu cívico y las virtudes públicas frente al despotismo que aplastaba a México”.

El primer número de Regeneración vio la luz el 7 de agosto de 1900, con el significativo subtítulo de “Periódico jurídico independiente” y lema de cabecera “Contra la mala administración de justicia”. Aparecían como directores del periódico Jesús Flores Magón y Antonio Horcasitas, mientras que Ricardo Flores Magón actuaría de administrador.

Con todo, ya los primeros números reflejaron las incipientes diferencias políticas e ideológicas entre los redactores, pues lejos de limitarse el periódico a cuestiones técnico-jurídicas o a la denuncia de la burocracia judicial, llegó a poner en cuestión todo el sistema político y atacar el dictatorial centralismo del presidente casi vitalicio Porfirio Díaz, aún sin nombrarlo expresamente.

En palabras de Enrique Flores, otro de los hermanos Magón, “durante los primeros meses estuvimos silenciosos como una tumba respecto de Díaz y sus crímenes. Todo este tiempo confiamos nuestros ataques a lo judicial ( … ) Para diciembre del mismo año 1900 habíamos ganado la atención del país. Fue entonces cuando comenzamos a considerar nuestro objetivo final: la idea de volver nuestras armas sobre el dictador …”.

Hubo que esperar al número 20 del periódico, editado el 31 de diciembre de 1900, para que la lucha contra la autocracia de Porfirio Díaz pasase a primer plano y se sustituyese el subtítulo original de “Periódico jurídico independiente”, por el de “Periódico independiente de combate”, aunque a estas alturas, ya el propio dictador Porfirio Díaz había comprendido que el nuevo periódico minaba su poder y desautorizaba todo su régimen político. Y por ello lo persiguió́, no cejando hasta meter en la cárcel a sus principales promotores: los hermanos Flores Magón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *